«Y tú, Cafárnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al infierno»

Evangelio Lucas 10, 13 – 16

En aquel tiempo, dijo Jesús: «¡Ay de ti, Corozaín; ay de ti, Betsaida! Si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que en vosotras, hace tiempo que se habrían convertido, vestidas de sayal y sentadas en la ceniza. Por eso el juicio les será más llevadero a Tiro y a Sidón que a vosotras. Y tú, Cafárnaún, ¿piensas escalar el cielo? Bajarás al infierno. Quien a vosotros os escucha a mí me escucha; quien a vosotros os rechaza a mí me rechaza; y quien me rechaza a mí rechaza al que me ha enviado.»

La imagen es de Free – Photos en pixabay

Reflexiones relacionadas

No os conozco

Puerta cerrada

Pero no conviene robar páginas al Evangelio y quedarnos de él con lo que más nos gusta o más nos reconforta. Porque el Evangelio es un todo que tiene su sentido como tal. En él se detalla cómo al final de nuestros días seremos juzgados por el amor. Y no son pocas las ocasiones en las que habla del castigo que sufrirán quienes durante su vida en la tierra no se ocupen los demás.

Eso que no nos gusta escuchar

Eso que no nos gusta escuchar

Muchos cristianos -y quienes aspiramos a serlo- nos encontramos regularmente con el Evangelio. Porque lo escuchamos en misa o porque tenemos el hábito de leerlo con más o menos frecuencia. Y dejamos que el Espíritu, a través de él, nos inspire y nos haga sentir lo que en cada caso vaya resultando más conveniente.

Pero hay algunos aspectos de la doctrina que nos trajo Jesús en los que no nos gusta detenernos demasiado. Y pasamos por ellos casi de puntillas, sistemáticamente, por mucho que el Evangelio los recoja una y otra vez. Y, cuando nos encontramos con ellos, hacemos hasta lo imposible por tratar de buscarles interpretaciones que hagan posible que encajen con nuestra manera de pensar y nuestra forma de vida. Una manera de pensar y una forma de vida que muchas veces tiene mucho de egoísta y mucho de acomodada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.