Página 3 de 77

Saber perder

Saber perder

En el camino de nuestra vida se van alternando las luces y las sombras, los triunfos y los fracasos, las alabanzas y las críticas. De todas esas vivencias vamos aprendiendo y gracias a todas ellas se nos va conformando el carácter y va también evolucionando con el paso del tiempo. Atravesar las etapas de triunfos y alabanzas es un placer para todos. Superar los fracasos y las críticas ya no lo es tanto, porque no es fácil saber perder.

Leer más → Saber perder
La cultura del cuidado

La cultura del cuidado

En el mundo en el que vivimos, se han ido imponiendo la cultura del individualismo, la cultura de la indiferencia y la cultura del descarte. Y tanto es así, que hemos llegado a ver casi como normal, sin inmutarnos, cómo nuestra sociedad deja abandonadas a su suerte a las personas más vulnerables, de la misma manera que descuida el planeta -nuestra casa común- a sabiendas de que con ello deja un problema muy serio a las generaciones venideras. Hoy tenemos por delante el gran reto de combatir esas culturas y transformar nuestra sociedad para que en ella se vaya haciendo fuerte, en su lugar, la cultura del cuidado: una cultura en la que velemos los unos por los otros.

Leer más → La cultura del cuidado
Antes que el gallo cante

Nuestros criterios para priorizar

El tiempo es algo que tiene un valor muy distinto en las distintas etapas de nuestra vida. Durante la niñez parece que los días son larguísimos, un curso escolar dura una eternidad y se tiene tiempo hasta para el aburrimiento. Sin embargo, cuando llega la edad adulta hay etapas dificilísimas en las que no tenemos tiempo casi para nada y solamente conciliar la agenda profesional con las responsabilidades familiares llega a parecer un sueño imposible. Es en esas etapas en las que tomamos conciencia de que, ciertamente, el tiempo es oro.

Leer más → Nuestros criterios para priorizar
La cultura del descarte

La cultura del descarte

Hasta hace tan solo unos años, era habitual usar pañuelos de tela que había que lavar en las casas, se zurcían los calcetines a los que se les hacían agujeros o se les daba la vuelta a los cuellos de las camisas cuando se estropeaban por el uso. Hoy todos usamos kleenex que tiramos después de un único uso, de la misma manera que nos deshacemos de la ropa que está estropeada y compramos ropa nueva. Lo mismo pasa con los teléfonos móviles, las lavadoras o las televisiones, que nos vemos obligados a renovar periódicamente porque nos los venden programados para estropearse en un tiempo determinado y resulta más ventajoso tirarlos y comprarse otros nuevos, que arreglarlos. Afortunadamente, estamos tomando conciencia de la importancia que tiene cuidar del planeta y aprovechar sus recursos y vamos entrando, aunque despacito, en la cultura de la sostenibilidad y la economía circular.

Esa cultura de usar y tirar en los productos de consumo, llevada ámbito de las personas, se acerca mucho a lo que el papa Francisco llama la cultura del descarte: una cultura que nos lleva a prescindir o a dejar abandonadas en la cuneta a aquellas personas que, por una u otra razón, entendemos que no nos sirven.

Leer más → La cultura del descarte