Evangelio del día junio 2019

Jesús, al ver a su madre y junto a ella al discípulo al que amaba, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre»

Evangelio Juan 19, 25 – 27

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y junto a ella al discípulo al que amaba, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo». Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre». Y desde aquella hora, el discípulo la recibió como algo propio. Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la Escritura, dijo: «Tengo sed».

La imagen es de Pexels en pixabay

Reflexiones relacionadas

Ahí tienes a tu madre

María
María

«Ahí tienes a tu madre» dijo Jesús a San Juan, su discípulo amado. Y nos dice hoy también a nosotros. Todo un privilegio para nosotros el poder sentir que tenemos a María como madre. Una madre que nos quiere más de lo que podemos ni soñar; una madre que sigue nuestros pasos, que se preocupa por nosotros y que intercede por nuestras necesidades, de la misma manera que intercedió en vida por aquellos novios que se quedaban sin vino en las bodas de Caná.

No perdamos la oportunidad de dejarle que forme parte de nuestra vida, de sentirla cerca, de estar con ella, de disfrutar con ella, de dejarnos aconsejar por ella, de dejarnos guiar por ella, de dejarnos consolar por ella. Se mantendrá firme a nuestro lado como firme se mantuvo en vida, hasta el final, junto a Jesús.

Jesús y la mujer

Jesús siempre tuvo una especial debilidad por las personas más vulnerables. De ahí, por ejemplo, su sermón del monte, en el que llama nada menos que bienaventurados a los pobres, a los mansos, a los que lloran o a los que tienen hambre y sed de justicia. Muchas personas vulnerables había en la sociedad de entonces; entre ellas, por supuesto, se encontraban las mujeres, por el rol tan secundario y tan dependiente de los hombres al que las tenía relegadas la sociedad.

Jesús vivió con un profundo respeto hacia ellas. Y en su vida lo cierto es que las mujeres jugaron un papel especialmente relevante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.