Evangelio del día Imagen Mayo 2019


En verdad, en verdad os digo: El que recibe a quien yo envíe me recibe a mí; y el que me recibe a mí recibe al que me ha enviado

Evangelio Juan 13, 16 – 20

Cuando Jesús terminó de lavar los pies a sus discípulos, les dijo: «En verdad, en verdad os digo: el criado no es más que su amo, ni el enviado es más que el que lo envía. Puesto que sabéis esto, dichosos vosotros si lo ponéis en práctica. No lo digo por todos vosotros; yo sé bien a quiénes he elegido, pero tiene que cumplirse la Escritura: “El que compartía mi pan me ha traicionado”. Os lo digo ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis que yo soy. En verdad, en verdad os digo: El que recibe a quien yo envíe me recibe a mí; y el que me recibe a mí recibe al que me ha enviado».

La imagen es de Free – Photos en pixabay

Reflexiones relacionadas

La llave del Cielo

Incorporarnos a las ideas de Jesús es incorporarnos a la verdad y a la vida de Dios. E incorporarnos a esas ideas y a esa verdad implica que vivamos durante nuestra etapa aquí en la tierra con el mismo estilo del vida que él vivió: con un profundo amor a Dios y un profundo amor a los hombres

Así nos quiere Jesús

«En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Evangelio Mateo 25, 40).

Leída en el sentido en el que está escrita lo que dice es que para Jesús son tan importantes los hombres que lo que hagamos con ellos, Él lo siente como si se lo hiciésemos a Él mismo. Tal es lo que los quiere. Salvando las distancias, lo cierto es que esto es algo fácil de entender para quienes somos padres aquí en la tierra ¿acaso no sentimos que lo que le hagan a un hijo nuestro es como si nos lo hicieran a nosotros mismos?, tanto si es un cuidado, un detalle, una ayuda, un cariño, como si es una faena o una deslealtad.

Pero ¿y si miramos la frase en otro sentido?. Si le damos la vuelta caeremos en la cuenta de que cada uno de nosotros es tan importante para Él, que lo que nos hagan es como si se lo hicieran a Él mismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.