Evangelio del día Imagen octubre 2018

Evangelio Lucas 10, 1 – 12a «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies»

Designó el Señor otros setenta y dos, y los mandó delante de él, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él. Y les decía: «La mies es abundante y los obreros pocos; rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies. ¡Poneos en camino! Mirad que os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni sandalias; y no saludéis a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: “Paz a esta casa”. Y si allí hay gente de paz, descansará sobre ellos vuestra paz; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comiendo y bebiendo de lo que tengan: porque el obrero merece su salario. No andéis cambiando de casa en casa. Si entráis en una ciudad y os reciben, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya en ella, y decidles: “El reino de Dios ha llegado a vosotros”. Pero si entráis en una ciudad y no os reciben, saliendo a sus plazas, decid: “Hasta el polvo de vuestra ciudad, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos sobre vosotros. De todos modos, sabed que el reino de Dios ha llegado”.

La imagen es de Pexels en pixabay

Reflexiones relacionadas

Evangelio apc Corazones tendidosLa llamada

Jesús durante su vida pública invitó a aquellos que quiso escoger como discípulos a que le siguieran. Algunos, en su libertad, decidieron apostar por él y otros, por el contrario, no aceptaron la invitación. Igual que nosotros podemos a día de hoy escoger seguirle o no hacerlo cuando somos llamados a sus filas

 

Evangelio apc CassettesVivir intensamente el presente

Los cristianos deberíamos tener todos una meta común: el vivir una vida plena en el amor, traducida en un continuo vivir para los demás. Todos nosotros, cada uno con nuestro propio estilo y con nuestras circunstancias personales, podemos contribuir a dejar nuestro mundo un poco mejor de lo que nos lo encontramos… que este mundo está muy estropeado, nuestras sociedades también lo están, hay mucho por hacer y el Padre necesita de nuestras manos aquí en la tierra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.