Evangelio-del-día-Imagen-septiembre 2-2018

Evangelio Lucas 8, 16 – 18 «Pues nada hay oculto que no llegue a descubrirse ni nada secreto que no llegue a saberse y hacerse público»

Jesús dijo a la gente: «Nadie que ha encendido una lámpara, la tapa con una vasija o la mete debajo de la cama, sino que la pone en el candelero para que los que entren vean la luz. Pues nada hay oculto que no llegue a descubrirse ni nada secreto que no llegue a saberse y hacerse público. Mirad, pues, cómo oís, pues al que tiene se le dará y al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener».

La imagen es de Pexels en pixabay

Reflexiones relacionadas

Evangelio apc AjedrezCuidado con la hipocresía

Uno de los grandes males de nuestra sociedad es la hipocresía: eso que nos lleva a mostrar a los demás una versión de nosotros mismos que no se corresponde con lo que realmente somos, lo que realmente vivimos o lo que realmente llevamos en el corazón.

Es relativamente fácil que quienes nos rodean lleguen a creerse esa versión de nosotros que les mostramos. Incluso es posible que consigamos hasta engañarnos a nosotros mismos. A quien de ninguna manera podremos engañar jamás es a Dios

Evangelio apc LucesVosotros sois la luz del mundo

Jesús nos pide a quienes conocemos esa verdad y tratamos de hacerla – con más o menos éxito – nuestro estilo de vida, que no nos la quedemos para nosotros; que la transmitamos, que la extendamos, que demos esa luz a otros, de la misma manera que anteriormente otras personas nos dieron luz a nosotros. No nos está invitando Jesús con ello a una vida consagrada – lo que por supuesto se dará en algunos casos – sino a que compartamos esa verdad en los entornos en los que ya estamos, con las personas con las que nos vamos relacionando a lo largo de nuestra vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.