«La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no turbe vuestro corazón ni se acobarde»

Evangelio del día 17 de mayo de 2022 – Juan 14, 27 – 31

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no turbe vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado”. Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda creáis. Ya no hablaré mucho con vosotros, pues se acerca el príncipe del mundo; no es que él tenga poder sobre mi, pero es necesario que el mundo comprenda que yo amo al Padre, y que, como el Padre me ha ordenado, así actúo yo».

La imagen es de congerdesign en pixabay

Reflexiones relacionadas

La despedida de Jesús

Hacia el final de la Última Cena, Jesús se despide de sus más íntimos. En el marco de esa despedida, les detalla cómo ha dejado todo preparado para cuando él ya no esté físicamente con ellos.       

Su comportamiento es parecido, salvando las distancias, al que tenemos los padres aquí en la tierra cuando nos vamos a ausentar de nuestra casa; cuando vamos a hacer un viaje, nos gusta que nuestros hijos queden bien atendidos y ¡anda que no les dejamos instrucciones sobre todos los «por-si-acasos» que puedan darse!. Instrucciones sobre horarios, comidas, llaves de repuesto, a quién pueden recurrir … para irnos tranquilos y sintiendo que dejamos las cosas atadas.

En este caso Jesús muestra a los suyos cómo con su marcha no los dejará solos, sino todo lo contrario; les hará ganar con su partida, asistiéndoles aún mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.