Evangelio del Día Imagen Julio 2018

Id a las ovejas descarriadas de Israel. Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos

Evangelio Mateo 10, 1 – 7

Llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y toda dolencia. Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero, Simón, llamado Pedro, y Andrés, su hermano; Santiago, el de Zebedeo, y Juan, su hermano; Felipe y Bartolomé, Tomás y Mateo el publicano; Santiago el de Alfeo, y Tadeo; Simón el de Caná, y Judas Iscariote, el que lo entregó. A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: «No vayáis a tierra de paganos ni entréis en las ciudades de Samaría, sino id a las ovejas descarriadas de Israel. Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos.

La imagen es de StokSnap en pixabay

Reflexiones relacionadas

Así también os envío Yo

Habrá quienes sean llamados por Dios a la vida religiosa. Y harán muy bien en darle su «si quiero» y en dedicarle oficialmente su vida.

La mayoría de nosotros, por el contrario, a lo que seremos llamados será a la extensión del Evangelio desde nuestra vida cotidiana. ¿Esto cómo se hace?, ¿en qué se traduce?. En mi opinión, lo más importante es que llevemos una vida coherente con la fe que decimos profesar:  que tratemos de vivir la vida ordinaria con un corazón extraordinario y que, de esta manera, seamos «la sal de la tierra» (Evangelio Mateo 5, 13). Habrá ocasiones en las que además convenga hablar de Dios y lo hagamos, claro que sí; pero lo habitual, lo que podremos hacer siempre, siempre, siempre, en cualquiera de los entornos en los que nos movemos en nuestro día a día, será vivir con esa coherencia. Sabiendo que, en cierto modo, este estilo de vida implica «salir del mundo»: romper con los valores que se han impuesto en nuestra sociedad, en la que cada uno va a lo suyo y en la que apenas nos queda tiempo para los demás y mucho menos para Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.