«Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí si el Padre no se lo concede»

Evangelio del día 7 de mayo de 2022 – Juan 6, 60 – 69

En aquel tiempo, muchos de los discípulos de Jesús dijeron: «Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?». Sabiendo Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: «¿Esto os escandaliza?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir adonde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve para nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y, con todo, hay algunos de entre vosotros que no creen». Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: «Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí si el Padre no se lo concede». Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: «¿También vosotros queréis marcharos?». Simón Pedro le contestó: «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios».

La imagen es de congerdesign en pixabay

Reflexiones relacionadas

La llave del Cielo

«Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí». (Evangelio Juan 14, 6).  Son palabras que pronuncia Jesús en un contexto realmente especial: tras tres años de vida pública,  está a la mesa con sus más íntimos en la que él sabía que sería su Última Cena juntos. Está preparando el corazón de los apóstoles para lo que están a punto de vivir y está aprovechando también para insistir sobre los aspectos más importantes de su mensaje. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.