«Dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros»

Evangelio del día 14 de marzo de 2022 – Lucas 6, 36 – 38

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante, pues con la medida con que midiereis se os medirá a vosotros».

La imagen es de pexels en pixabay

Reflexiones relacionadas

Así se nos medirá

Señor, y éste, ¿qué?

Cuando Dios nos valore las reglas serán otras. Nos medirá con la medida que nosotros hayamos medido a los demás a lo largo de nuestra vida: Dios será comprensivo con aquellos que fueron comprensivos, será generoso con aquellos que fueron generosos y será misericordioso con aquellos que fueron misericordiosos. Por el contrario será extremadamente riguroso con quienes fueron extremadamente rigurosos, no perdonará a quienes no perdonaron y no tendrá piedad con quienes no tuvieron piedad de sus hijos.

Juzgar desde el amor

Jesús nos previene acerca de los juicios precipitados y malintencionados, tan comunes en nuestro entorno. Esos juicios destructivos que se hacen desde la envidia o el egoísmo.

Juicios hechos desde el amor y desde un corazón limpio son necesarios y mucho. No quiere Dios cristianos blanditos a los que todo el mundo toma el pelo. Más bien quiere personas que, desde un corazón misericordioso, tengan criterio y valentía para defender lo que en cada ocasión sea lo más justo. Como fue Jesús.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.