Evangelio del día Imagen noviembre 2018

Evangelio Lucas 21, 12 – 19 «Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles por causa de mi nombre»

Dijo Jesús a sus discípulos: «Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio. Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán a causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas».

La imagen es de mmplatypus en pixabay

Reflexiones relacionadas

Evangelio apc Pies y florFlorecer entre las dificultades

Nuestra vida aquí en la tierra no está exenta de dificultades sino más bien todo lo contrario. Y antes o después todos atravesamos por momentos en que las cosas se nos ponen difíciles: enfermedades, desamores, traiciones, decepciones, estrecheces económicas, envejecimiento, agobios o inseguridades forman parte de la vida de cualquiera de nosotros. Incluso de la de aquellos más afortunados.

Las dificultades siempre van a formar parte de nuestra vida. Son parte de su salsa, con ellas tenemos que aprender a convivir, y entre ellas tenemos que aprender a florecer e incluso a ser felices. Habitualmente es entre dificultades cuando más crecemos y cuando nos encontramos a nosotros mismos desplegando fuerzas y capacidades con las que ni siquiera sabíamos que contábamos. Despliegue que se hace especialmente patente cuando en esos momento de dificultad ponemos en valor la Fe y dejamos de confiar exclusivamente en nuestro esfuerzo para pasar a confiar en que allí donde nosotros no lleguemos, llegará Dios. También ayuda enormemente a enfrentar los problemas desde la serenidad el saber que todo tiene un porqué y un para qué, aunque no alcancemos a vislumbrarlo en el momento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.