Ellos se preguntaban admirados: «¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y el agua le obedecen!»

Evangelio del día 28 de junio de 2022 – Mateo 8, 23 – 27

En aquel tiempo, subió Jesús a la barca, y sus discípulos lo siguieron. De pronto, se levantó un temporal tan fuerte que la barca desaparecía entre las olas; él dormía. Se acercaron los discípulos y lo despertaron, gritándole: «¡Señor, sálvanos, que nos hundimos!» Él les dijo: «¡Cobardes! ¡Qué poca fe!» Se puso en pie, increpó a los vientos y al lago, y vino una gran calma. Ellos se preguntaban admirados: «¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y el agua le obedecen!»

La imagen es de StockSnap en pixabay

Reflexiones relacionadas

Tempestades

Tempestades

Que la vida da muchas vueltas es algo de todos conocido. ¿Quién no ha sentido en primera persona lo fácil que es que una vida estable de repente se desequilibre? Con tan solo un cambio en algo importante, nuestro pequeño mundo se puede desmoronar sin más. Un día las cosas van bien en casa y al día siguiente está todo manga por hombro porque un miembro de la familia ha sido ingresado en el hospital. O un día nos va bien en el trabajo y al día siguiente nos sentimos casi en la puerta de salida porque nos cambian de jefe o se anuncia una fusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.