Evangelios noviembre 2019

Y el Señor añadió: «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que claman ante él día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar

Evangelio Lucas 18, 1 – 8

Dijo Jesús a sus discípulos una parábola para enseñarles que es necesario orar siempre, sin desfallecer. «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En aquella ciudad había una viuda que solía ir a decirle: “Hazme justicia frente a mi adversario”. Por algún tiempo se estuvo negando, pero después se dijo a sí mismo: “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está molestando, le voy a hacer justicia, no sea que siga viniendo a cada momento a importunarme”». Y el Señor añadió: «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que claman ante él día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?»

La imagen es de Il ragazzo en cathopic

Reflexiones relacionadas

Perseverancia en la oración

Muchos de nosotros cuando nos enfrentamos a una determinada situación ponemos nuestra confianza en nuestro trabajo, en nuestras fuerzas, en nuestros recursos o en nuestras influencias. Y que hagamos todo lo que está en nuestra mano es necesario, claro que sí. Pero además, deberíamos poner siempre nuestra confianza en ese Padre que todo lo puede y que está deseando que acudamos a Él para echarnos una mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.