Evangelio del día Octubre 2019

«¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios más que este extranjero?»

Evangelio Lucas 17, 11 – 19

Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaría y Galilea. Cuando iba a entrar en una ciudad, vinieron a su encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: «Jesús, maestro, ten compasión de nosotros». Al verlos, les dijo: «Id a presentaros a los sacerdotes». Y sucedió que, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se postró a los pies de Jesús, rostro en tierra, dándole gracias. Este era un samaritano. Jesús, tomó la palabra y dijo: «¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios más que este extranjero?». Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado»

La imagen es de Pexels en pixabay

Reflexiones relacionadas

Ser agradecidos

Muchos de nosotros no valoramos, habitualmente, en su justa medida, las cosas buenas que constituyen los pilares en los que se asienta nuestra vida: la salud, la fe, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros hijos, nuestros amigos, nuestro trabajo … hasta que sentimos que los podemos perder. Eso sí, nos basta, por ejemplo, atravesar una simple gastroenteritis de esas que dejan el cuerpo agotado, para valorar la salud. En ese momento le damos la importancia que realmente tiene y nos sentimos muy afortunados si la recuperamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.