Por el camino preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que soy yo?»

Evangelio Marcos 8, 27 – 33

Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Filipo; por el camino preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que soy yo?». Ellos le contestaron: «Unos, Juan el Bautista; otros, Elías, y otros, uno de los profetas». Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy?». Tomando la palabra Pedro le dijo: «Tú eres el Mesías». Y les conminó a que no hablaran a nadie acerca de esto. Y empezó a instruirlos: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser reprobado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días». Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Pero él se volvió y, mirando a los discípulos, increpó a Pedro: «¡Ponte detrás de mí, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!».

La imagen es de Engin_Akyurt en pixabay

Reflexiones relacionadas

¿Quién es Jesús para nosotros?

Todos sabemos que Jesús dejó al Padre y el Cielo para nacer tan hombre, tan vulnerable y tan débil como cualquiera de nosotros y, ya desde nuestro mundo, predicarnos su mensaje tanto con sus palabras como con su estilo de vida. Fue una persona realmente inspiradora, que vivió siempre desde un profundo amor a Dios y a nosotros y que llegó incluso a dar la vida por defender esa verdad que había venido a traernos.

Todo eso lo sabemos, sí, pero ¿es algo importante en nuestra vida?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.