María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón

Evangelio Lucas 2, 16 – 21

Los pastores fueron corriendo y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

La imagen es de congerdesign en pixabay

Reflexiones relacionadas

Navidad

Ojalá sepamos tener muy presente qué es lo que da a la Navidad su verdadero sentido y no perdamos de vista ni por un segundo que eso que de verdad importa ha de seguir siendo esencial en nuestra vida también cuando estos días hayan terminado y de comienzo de nuevo la vida ordinaria, que podemos y debemos seguir viviendo con un corazón extraordinario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.